El mercado actual está saturado de cualquier cantidad de opciones de consumo y cuando llega el momento de implementar una estrategia de mercadotecnia, el contenido es una de las primeras opciones que llegan a la mente de los estrategas.

Dentro de esta lista de opciones también surge el diseño, recurso que genera identidad, identificación y comunicación con el mercado. A través del diseño se comunica cualquier cantidad de recursos que se piensen: desde el color que influye en el ánimo del consumidor, la tipografía que refleja la identidad de la marca hasta la simpleza que atrae la atención del mercado.

En México y en cualquier parte del mundo, el arte, que significa la composición lograda a través del diseño a través o el dominio en su ejecución, son cada vez más recursos que ayudan a dar forma a un mercado, donde es crucial esta mezcla en que el profesional creativo encuentra en su fusión, una forma de lograr que una marca (en el caso de la mercadotecnia) comunique con el consumo.

Es tan importante el diseño en mercadotecnia, que ha logrado que industrias como el retail encuentran en esta una oportunidad muy interesante para vender sus productos.

Ejemplo de esto ocurre en mercados como el británico, donde un estudio conducido por Bord Biadescubrió que la mayoría de los millennials aseguró que el packaging era una forma clave para que alimentos y bebidas reflejaran su personalidad de marca y valores La mitad de los millennials descubrió que un empaque bien diseñado les daba la confianza en adquirir los alimentos o bebidas.

Mientras esto ocurre en el mercado offline, dentro del escenario digital la experiencia de usuario es proporcional al diseño de una página web, que encuentra en la adaptación a una pantalla de computadora o la de un smartphone, un elemento determinante para generar empatía por la marca o terminar por rechazarla.

Translate »
Email Newsletters with VerticalResponse