Microsoft no incluirá al histórico navegador en la versión 10 de Windows, que saldría a mediados de año. Sin su principal aliado, y cargando con su mala fama de “lento”, es difícil que pueda sostenerse en un mercado con rivales más cool como Chrome o Firefox.

Hace poco más de una década, ¿quién hubiera imaginado que llegaría el momento de decirle adiós al navegador más famoso? Sin embargo, ese día llegó. Internet Explorer tiene los días contados (y muchos que no le tienen nada de aprecio seguramente estarán felices).

Todo esto se puede concluir al saber que Windows 10 no lo incluirá como su navegador por defecto. Chris Capossela, director de marketing de Microsoft, lo dijo durante una conferencia de la compañía. Tan solo habrá una excepción: las empresas. “Se mantendrá sólo si las compañías lo piden y siempre que argumenten motivos de compatibilidad que impidan el normal funcionamiento de la compañía”, publicó El País.

Internet Explorer gozó de sus días de gloria a finales de los años 90 y principios del 2000, cuando gracias a venir preinstalado en Windows, logró destronar a Netscape, el rey de los navegadores hasta ese momento.

Más allá de la debacle de imagen, según NetMarketShare, sumando sus diferentes versiones, Explorer tiene el 57 por ciento de la cuota mundial (a febrero de este año). Seguido por Chrome con un 25 por ciento y Firefox, con un 11.

Translate »
Email Newsletters with VerticalResponse