Conforme las empresas van entrando en Redes sociales, la competencia se vuelve cada vez más fuerte para determinar dentro de ellas quién es mejor, más grande o más exitoso, tratando de mostrar un músculo que a veces no tienen en el mundo offline, pero tratan de compensarlo en el mundo online.

Por desgracia, cada día es más común ver empresas que buscan como métrica los Likes o fans en sus páginas de Facebook, y parece que lo único que les importa es cuanto crece de un mes a otro la cifra de audiencia. He visto recientemente agencias que respondiendo a esto, prometen cifras cerradas de cuantos fans pueden darle al mes a una cuenta.

Lo anterior, desde mi perspectiva, más que impulsar el uso de Redes Sociales, las condena a la mediocridad, ya que sólo pensar en audiencia es dejar aun lado la interacción, es olvidar que las redes son un canal vivo de comunicación, es dejar a un lado la virilidad, y ya no hablemos de la conversión.

Otra situación que por desgracia cada día es más común, se da cuando los esfuerzos en las páginas en Facebook se enfocan en llenarlos de audiencia para vencer a la competencia, un riesgo GRANDE que se correo con esto es de llenarlas de seguidores de lugares, ciudades y países que no tienen nada que ver con el giro del negocio. Me he topado con marcas que por buscar a toda costa crecer su audiencia, les llenaron de seguidores de Bangladesh, Estambul, y ciudades similares, cuando el giro del negocio y la clientela del negocio es local de la Ciudad de México.

Realmente para una agencia es mucho más fácil llevar una cuenta que sólo le exige audiencia, ya que el trabajo se centra en eso y no en impulsar la interacción o perseguir la conversión, por este motivo las agencias que hacen esto pueden cobrar hasta un 60% menos que las que si hacen un trabajo profesional.
Hace poco me topé con una agencia que antes de preguntar o investigar lo que hacen las empresas, les ofrece varios miles de Fans para incrementar su audiencia y ese el el gancho para llamar la atención y ganar las cuentas; el resultado al final, son efectivamente Fans, pero de medio oriente o de Rusia que no interactuan, no responden, en pocas palabras son sillas vacías que no sirven más que para presumir del volumen que se tiene.

Enfrentando el problema
Enfrentando el tema de manera productiva, creo firmemente que es responsabilidad de las agencias y de quienes trabajamos en esta industria, el salir de nuestra “zona de confort” y empecemos a educar a los clientes para mostrarles las verdaderas ventajas de utilizar a las Redes Sociales como plataformas de comunicación interactiva.

Si consideramos que en México somos 51.2 millones de usuarios de Internet y de ellos 9 de cada 10 utilizan Redes Sociales, de acuerdo al último informe de AMIPCI. Estamos hablando de millones de personas a las que podemos llegar, pero no es sólo llegar, lo importante es pensar qué vamos a hacer con ellos, cómo vamos a aprovechar la relación, qué les podemos ofrecer como marca y que podemos obtener de ellos como consumidores.

Como ayuda para las empresas que están considerando contratar una agencia de Social Media, las preguntas básicas que se deben hacer antes de contratarla son las siguientes:

¿Qué experiencia tiene?
¿Qué ofrece en concreto?
¿Cuáles son sus procesos o metodologías?
¿Cuenta con el personal adecuado?
¿Qué métricas propone para mi marca?

Si la agencia es capaz de responder a estas preguntas, es probable(sin generalizar) que nos esté ofreciendo un servicio profesional, pero si por el contrario su oferta se centra en los seguidores que nos pueden traer en lugar de planear una estrategia, muy probablemente el resultado sea simplemente mediocre.

El conocimiento que no se comparte, pierde por completo su valor

Translate »
Email Newsletters with VerticalResponse