En el baño, en la fiesta, de tu comida… conoce los 6 mandamientos para compartir fotos en línea y aprende la diferencia entre Facebook e Instagram.

Los principales tipos de fotografías que se toman los usuarios de las redes sociales:

  • De arriba hacia abajo.
  • De abajo hacia arriba.
  • De manera frontal haciendo contacto visual.
  • De manera frontal sin hacer contacto visual
  • De manera frontal haciendo contacto visual y sonriendo.
  • De manera frontal sin hacer contacto visual y sin sonreír.
  • La famosa “Duckface”.
  • Fotos con lente oscuros.

Basta con los sonogramas: sí, el embarazo es una cosa hermosa, pero tus amigos no necesitan imágenes constantes de tu precioso foto. Además, la imagen nunca se ve bien, mejor espérate y muéstralos cuando los tengas de frente.

No tomes y facebookees: Si no estás en condiciones para manejar mucho menos para compartir una imagen de cuántos järgesmeister estás! Mantén la dignidad y tus estatus sobrios.

Renuncia a los updates de tu ejercicio: que bien que estás llendo al gimnasio y haciendo algo bueno por tu cuerpo y salud, pero BASTA no queremos ver más fotos de tus tenis, de tus pants, de cuántos kilómetros corriste en la elíptica.

Basta de taggear a tus amigos en las fotos de tu hijo: si, tener un hijo es una bendición, pero no todos tus amigos quieren estar taggeados en una foto en la que ni aparecen.

Fotos de fiesta: Si si, no podemos dejar de verlas. Pero esas fotos donde estás bebiendo y fumando pueden venir a acosarte años después. Nunca sabes quién puede verlas y/o compartirlas.

Fotos coquetas: Puedes pensar que te ves muy guap@ pero una vez que las subes a la red ya no te pertenecen, pierdes control sobre ellas. Está bien ser sexy, pero no frente a la cámara de un smartphone.

Lean y memoricen. Facebook e Instagram no son lo mismo.

  • Es momento de atreverse a enseñar más, ni una foto más de tus pies. Si vas a enseñar algo, que sea otra cosa más interesante.
  • Las fotos de comida sí nos gustan, pero no la de un hotdog apachurrado y mal encuadrado. Cuando subas alimentos, procura tener estilo y ser selectivo.
  • Nos encanta que compartas tus viajes con nosotros. Estar de vacaciones es lo máximo. Sólo toma en cuenta que nadie quiere su timeline lleno, así que no subas 10,000 fotos de jalón.
  • Es difícil conseguir una foto maravillosa. Cuando la logres, no subas la misma toma 20 veces con diferentes filtros. Con dos es más que suficiente
  • Ubica las diferencias entre Facebook e Instagram. Acá es más artístico, no nos interesa tanto el chisme de tu borrachera. Abstente de subir fotos de pomos, gente desmayada o de ti con cara de poseído.
  • Deja de tomarle fotos a las películas. Si queremos contenido de ese tipo iremos a Google imágenes, ¿ok?
  • Si subes más de siete fotos a la semana de tu rostro, es momento de ir al psicólogo a tratar tus problemas de ego
  • Un rollo de papel de baño, un cable del iPhone tirado o el techo de tu recámara no son objetos que se volverán artísticos, les hagas las tomas que les hagas. Ponte creativo, pero en serio… No subas jaladas.
  • Tu identidad Godínez déjala para Facebook. Tus idas a Hooters y el convivio cumpleañero de tus compañeros nos tiene sin cuidado.

CNN Los 6 mandamientos para compartir fotos en líneas:

1.No publicarás fotos de alguien haciendo algo ilegal:

  • Esto incluye, pero no está limitado a: correr desnudo, compartir un cigarrillo de marihuana, salir en el lado equivocado de un letrero de “prohibido el paso”, y alzar una copa con un primo menor de edad.
  • No importa si está etiquetado o no, si está línea, el sujeto está arruinado. De hecho, bórralo. Nunca sucedió.

2. No publicarás fotos de alguien evidentemente ebrio:

  • ¿Realmente necesitamos decirte esto? Aparentemente, sí, basados en el grupo de despreciables blogs de fotografías que se centran en este tema y publican fotografías de personas ebrias, apenas conscientes y que deberían estar en una ambulancia, no acurrucados en baños mientras sus amigos sacan las cámaras
  • Así que: NO TOMES O NO PUBLIQUES ESAS FOTOS. Tampoco recomendamos ponerte tan ebrio, pero bueno, esto es etiqueta de redes sociales, no consejos de vida.

3. No publicarás fotos de alguien besuqueándose:

  • Los besos de boda son una cosa; las lenguas babosas otra.
  • Es humillante para quien es fotografiado y es horripilante para los indefensos testigos.

4. Debes preguntar antes de publicar fotos comprometedoras:

  • Las aseguradoras pueden, y lo hacen: revisan tu cuenta de Facebook y niegan solicitudes basados en lo que encuentran.
  • En un artículo reciente de la revista SELF se habla de una joven a quien le cancelaron su seguro de invalidez relacionada con depresión después de que publicó fotografías de ella sonriendo con amigos.
  • Obviamente no estamos sugiriendo que sólo publiques fotos tuyas donde te veas miserable (o que como alternativa, te escondas bajo una piedra y borres tu presencia en línea en un intento por superar a las aseguradoras), pero juega de forma segura.
  • Obtén la aprobación antes de publicar fotografías de un amigo, por decir, fumando.

5. Debes preguntar antes de postear fotografías en traje de baño:

  • Algunas personas mantienen su perfil de Facebook sin bikinis, ya sea por imagen corporal o por preocupaciones profesionales (sí, si eres amigo en FB de tu jefe, probablemente no quieras que te vea revoloteando con un pequeño top triangular, tomándote un coctel en un coco).

6. Debes preguntar antes de postear fotos antiguas:

  • Tu amigo puede encontrar hilarante esa foto de cuando era un chico de 13 años con cara de pizza y su brazo hasta el fondo de una bolsa de Doritos, o la puede encontrar devastadora, dependiendo de cómo esté su autoestima después de una adolescencia llena de barros.
  • Pregúntale antes de iniciar un bien intencionado viaje a la tierra de los recuerdos.
Translate »
Email Newsletters with VerticalResponse