3 consejos para que las malas ideas evolucionen a buenas

3 consejos para que las malas ideas evolucionen a buenas

Se te ocurrió una idea para tu trabajo en publicidad o mercadotecnia pero es una mala idea. Eso no significa que no pueda mutar y convertirse en algo de utilidad. Te decimos 3 consejos para convertirlas en buenas ideas.

1. Desarrolla la mala idea
Uno de los principales errores que evitan que una idea mala se convierta en una buena y útil es que nunca salga de nuestra cabeza. Las ideas que de inicio parecen inadecuadas merecen la oportunidad de salir y convertirse en al menos una nota en un cuaderno no un pizarrón. Estas malas ideas pueden engendrar a otras que resultan sorprendentes.

2. Compártela
Cuéntale tu idea a un compañero o colega de la agencia, a tus hijos o a tus padres. El explicar en voz alta una idea puede hacer que nosotros mismos encontremos un nuevo enfoque y a esto le podemos sumar las opiniones que los interlocutores pueden agregar.

3. Archívala
Sí la trabajas y aún así la idea no funciona para tu plan o estrategia no significa que esta ha muerto. Archívala y tenla en el “cajón de las malas ideas”. Nunca sabes cuándo podría convertirse en algo útil.

Translate »
Email Newsletters with VerticalResponse