Convengamos que el sitio web es la embajada de tu negocio en la red y por tanto debe ser lo más amigable posible para el cliente. A pesar de ello, por desconocimiento, falta de presupuesto o por diversas razones (inexplicables, por cierto), muchos sitios web tienden a ser una especie de laberinto para quien los visita, lo que sólo consigue que la gente se canse en el primer intento de buscar información y abandone el cometido…entonces, tu marca lo perdió. Veamos cuáles son las cosas que le cliente odia.

Lentitud de navegación. El exceso de “peso” en el sitio causa lentitud y cada segundo que se demora en abrir una página, aleja al cliente. Si el interés por el producto no es fuerte, la paciencia no jugará a favor.

Dificultad para encontrar la información. A veces, en el afán de mostrar más (más fotos, más enlaces, más sub menús, etc) enredamos la información. De cerca conozco sitios en los que el menú se repite y el cliente se pierde (en ambos sentidos, te lo aseguro)

El auto run del video. Nada más odiable que comenzar a escuchar un audio o un video “desde algún lugar” cuando estás leyendo un texto. Entonces, la búsqueda de cómo cerrar el video en cuestión, termina cerrando el home del sitio web. Suele suceder, en Chile al menos, con algunos sitios de noticias. Mala idea.

Falta de precios. Dejar de publicar los precios ya no es una estrategia de “exclusividad”. De hecho, pocas personas entran en una tienda física, si afuera no ven los precios de los productos, porque se asume que es algo ostentoso. El sitio web debe dar la mayor cantidad de información posible, sin que el cliente potencial tenga que entregar todos sus datos para conseguirla.

Formularios obligatorios. Siguiendo con el punto anterior, el formulario obligatorio es algo que no se puede evitar (necesitamos, ansiamos los registros), sin embargo debe estar en el sitio como una herramienta más para el cliente, es decir cuando ya tiene toda la información, está interesado y aún tiene dudas. De esa forma, el registro que obtengamos, será de alguien verdaderamente motivado por el producto o el servicio y no alguien que luego, al contactarlo, nos acusará de hacer spam.

Que no sea responsivo. La tendencia hoy es la utilización de dispositivos móviles, por lo que tu sitio web, para ser efectivo, debe ser responsivo (es decir, debe adaptarse a los distintos tipos de dispositivos)

Translate »
Email Newsletters with VerticalResponse