Con el anuncio del lanzamiento del iPad esta mañana Apple apostó a la puesta en punto de uno de sus productos más importantes. El iPad cambió el panorama tecnológico en abril del 2010, desde su lanzamiento se identificó en la prensa estadounidense como un “game changer”. Desde la óptica del consumidor las cosas se han movido de manera interesante, en un principio se pensaba que este nuevo gadget sería una pareja del iPhone solamente, ahora se entiende que estas tablets son reemplazos potenciales de laptops.

La obsolescencia planeada es uno de los más grandes argumentos para reemplazar un aparato en esta categoría, algunos argumentan que la innovación es una estrategia para mantener a los consumidores en un ciclo de cambio constante. Desde una perspectiva menos radical se puede establecer que las nuevas ofertas tecnológicas son claves en mantener el ritmo frente a un consumidor cada vez más exigente.

No importa lo que se puede pensar sobre el iPad, algo es evidente, la pregunta que millones de usuarios se harán esta tarde es si vale o no la pena comprara una nueva tableta de la empresa de Cupertino California. A continuación 5 argumentos contra el reemplazo y una razón importante por la que el mercadólogo debería considerar seriamente desembolsar los 699 usd.

1. Las mejoras son marginales

Como se ha vuelto costumbre con Apple las mejoras en sus aparatos son marginales, son progresiones mínimos del modelo anterior. Esto no es algo necesariamente malo, mejoras radicales implican también gastos mayores para los consumidores que tendrían que pagar por la tableta y un sin número de implicaciones periféricas que hoy damos por sentadas. Una mejor pantalla, o un procesador más rápido no son indispensables para la gran mayoría de los consumidores.

2. Hay más opciones

El segmento de tabletas ha cambiado de manera radical desde el 2011, el número de fabricantes involucrados es mucho mayor. Los consumidores pueden aprovechar esta situación para obtener más por su dinero, siempre y cuando no se hayan casado con la plataforma de Apple o iCloud. La mayoría de las apps más importantes entregan ofertas hoy para Android y iOS, con el crecimiento de la gama Kindle de Amazon seguramente la tiende de Amazon crecerá también en los próximos meses. En pocas palabras, a río revuelto ganancia del pescador

3. Prestigio de ser el primero

Al comprar la primera versión del nuevo iPad se tiene una ventaja indiscutible de prestigio, a los consumidores nos gusta decir que tenemos algo que nadie más ha comprado. Sin embargo, conforme la oferta de Apple se ha ampliado y nuevos jugadores se integran al mercado este beneficio se ha diluido. Una nueva versión sin hardware probado tiene un nivel de riesgo, aunque bajo pero indudablemente real.

4. Mayor precio

Una realidad innegable en la industria de la tecnología es la correlación positiva entre precio e innovación. Los aparatos nuevos siempre cargarán mayor costo para el consumidor final. El iPad nuevo no es la excepción, invertir en sus versión de mayor edad hace más sentido financiero si lo que se busca no es el desempeño como fin último.

5. Integración con nueva tecnología

Una de las promesas más importantes del nuevo iPad es la integración con los nuevos modelos tecnológicos de Apple, esto suena interesante para los consumidores que son por antonomasia Early Adopters. Sin embargo, para el consumidor menos sofisticado la inversión en la batería completa de gadgets de Apple no sucederá de manera rápida, tener el iPhone 6, Apple Watch y nuevo iPad al mismo tiempo es difícil para la mayoría de los consumidores.

¿Por qué entonces comprar el nuevo iPad?

La razón es más simple de lo que parece, el iPad es una herramienta de negocios indispensable para un gran segmento de la economía digital mundial. Revistas, desarrolladores, medios masivos y muchos más dependen del gadget de Apple para generar dinero. Para los actores de marketing es primordial estar con la vanguardia de los consumidores, el iPad venderá millones de unidades antes de que llegue el periodo festivo de fin de año y será objeto preferido en los Black Fridays y Buen Fin. Estar detrás del consumidor nunca es buen idea.

Translate »
Email Newsletters with VerticalResponse