Elaborar un volante publicitario que capture la atención de las personas no es tarea sencilla, aunque tampoco es algo de otro mundo. Este tipo de publicidad debe contar con ciertas características específicas como ser atractivo, informativo y del cual la marca o negocio obtenga un beneficio, al igual que quien lo recibe.

Muchas veces la creación de éstos se encargan a imprentas que sólo tienen los conocimientos técnicos para diseñar un volante atractivo, pero no lo completan con la información que manejan los publicistas, por lo que generalmente no funcionan.

Hay que recordar que toda publicidad lo que busca es seducir al cliente para que se acerque a un negocio o realice una compra, eso se puede lograr siguiendo los siguientes pasos básicos para elaborar un volante.

1.- Si bien debe ser poco el texto que se utilice para que el receptor no tire el volante a la basura en cuanto lo reciba y lo vea saturado de letras, es importante que las leyendas, titulares o palabras que se empleen sean altamente llamativos e impactantes, de buen tamaño ya que será lo primero que verá el usuario.

2.- La imagen cuenta mucho, aunque no es obligatorio incluir fotografías o ilustraciones, se recomienda especialmente para restaurantes, bares y empresas que su producto sea seductor. Las imágenes deben ser de alta calidad, de preferencia reales y no tomadas de portales.

3.- Invita a la acción a los clientes, un volante debe utilizarse principalmente para que los consumidores tengan presente la marca o negocio y sepan qué es lo que ofrece, pero si al volante se le añade una oferta o promoción, será un gran llamado a comprar o, por lo menos, a acudir al negocio.

Translate »
Email Newsletters with VerticalResponse