Con el paso del tiempo cambian las tendencias, la tecnología y la forma de pensar y funcionar de las personas y las empresas. Te decimos 3 señales de que tu empresa funciona como las del siglo pasado (lo cual no es bueno).

1. Es burocrática
Quienes vivieron el siglo pasado recordarán que las empresas públicas y privadas se caracterizaban por su alto grado de burocracia, trámites inútiles, mal servicio, miles de filas y ventanillas… hasta se fumaba en las oficinas. Son cosas que deberíamos dejar atrás gracias a los procesos de automatización y nuevas ideas sobre como trabajar pero, desgraciadamente, aún hay negocios de todos tamaños que las replican.

2. No escucha a los consumidores
En el siglo XX la voz del consumidor era un buzón que se llenaba de papeles y al que nadie prestaba atención. A las empresas no les era primordial conocer las necesidades, quejas o sugerencias de los clientes. Hoy, con las nuevas herramientas de comunicación, un negocio que no escucha lo que siente el consumidor es rápidamente olvidado y se gana el desprestigio.

3. No tiene estrategia digital
Las plataformas digitales cambiaron todas las áreas de las empresas, desde la forma en la que fluye la información, el manejo de materias primas, atención al cliente y, por supuesto, la publicidad y el marketing. Tener un sitio web no significa tener estrategias digitales, hay que aprovechar todo lo que la tecnología nos ofrece.

Translate »
Email Newsletters with VerticalResponse